18/2/14

La silla



Como os comenté hace varios lunes tenia entre manos la recuperación de una vieja silla,  no tengo fotos del antes pero para haceros una idea estaba como la de esta foto pero añadiendo el paso de la lluvia, nevadas, sol abrasador...y además no tenía la tapa del asiento.








El proceso fue limpiar y lijar lo primero, cuando conseguí un tono que me gustó dije: ¡¡esto merece la pena!! ( es que no estaba segura de que detrás de ese cruel paso del tiempo hubiera algo rescatable ), luego tapaporos o imprimación y vuelta a lijar y otra vez tapaporos.







Otra parte importante fue hacer el asiento a la medida, compré ocume calculando que la tabla fuese de mayor tamaño que el radio del asiento y como no soy una experta en la materia la técnica que usé para hacer la tapa redonda fue lo que se me ocurrió primero, un papel encima de la zona de asiento y pasarle un lápiz marcando justo el círculo interior.

Si os fijáis hay una marca amarilla en la zona del asiento, como el círculo no quedó perfecto y la silla tampoco lo es marqué la zona en la que encajaba mejor para poder quitar la tapa y luego volverla a encajar, pero las marcas que usé son las que hice debajo porque la de la foto desaparece al lijar y dar tapaporos.




La pintura que he usado es blanca porque me parecía  que me quedaría mejor con el color que había descubierto en la madera. Una vez secó la pintura encajé la tapa y le puse algo de cola de madera para que no se moviera...quedaba un poco abombado y finalmente le puse 4 puntas finas de esas sin cabeza para que quedase al nivel (no se notan).



Y la silla quedó tan contenta que se puso a dar saltos de alegría y acabó metiendo sus patitas en el bote de pintura blanca...



¡Es el mismo color de blanco aunque con la escasa luz que había parece diferente!, ¿ qué os parece el resultado?, llevaba tiempo detrás de esta silla para darle un nuevo look...¿ dónde la pondríais ?.



                                                                ¡ Feliz martes !




Y con este post participo en Inventando el finde del blog Inventando Baldosas Amarillas.


16 comentarios:

  1. Estupenda tu silla con patas!!! Si que parece rosa y blanco...jijiji
    Un gran trabajo...es que estas sillas tonet se lo merecen!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se lo merecìa si, pasó mucho tiempo abandonada y tu lámpara tan coqueta ella también ha quedado chulísima...ahí están claros los colores!!
      Bss

      Eliminar
  2. Me encantan este tipo de sillas y qué bien te ha quedado!! Si puedes pasa por mi blog, te espera una sorpresita!! Bsts

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Viendo como estaba antes ha sido un gran cambio, gracias!!
      Bss

      Eliminar
  4. Te ha quedado muy bien la silla, eres muy apaña...

    Tienes un premio en mi blog.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace lo que se puede, jajajajaja!!
      Uy, hoy me dejáis sin palabras, estoy como flotando, gracias!!!
      Bss

      Eliminar
  5. Pero que resultado más bueno!! Te ha quedado una silla vintage-chic chulísima!!

    ResponderEliminar
  6. Qué chula te ha quedado !!! Me alegra que te aniñes con trabajillos de recuperación de muebles!!!

    Nos vemos

    ResponderEliminar
  7. A mi también me encanta recuperar sillas, te ha quedado genial e imagino en el estado en el que se encontraría después de estar tiempo a la intemperie.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonita! Me gusta mucho el resultado, este tipo de sillas queda bien en cualquier sitio, en la cocina, en el comedor, en una habitación...
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  9. El detalle del gris en las patas me gusta, es el toque especial!!!

    Bss!

    ResponderEliminar
  10. Vaya cambio!!!! Coincido con el resto. Los colores me gustan un montón y esos detalles grises en las patas las hace únicas. Muchas gracias por compartir un trabajo tan chulo. Un besote. Mañana comienzan las votaciones. Gracias!!!!!

    ResponderEliminar